Proceso

¿Qué es un proceso y qué es lo que se esconde detrás de este término?

Además

Antes que nada cabe mencionar que en la norma ISO 9001:2015 no es una obligación describir el proceso de la empresa. Lo que significa que cada organización es libre de trabajar sin apoyarse en procedimientos para construir un sistema de gestión de la calidad (SGC).

Habiendo dicho esto, no podemos ignorar el hecho que es mucho más fácil gestionar una empresa cuando está descrita en forma de proceso; esto no solo ayuda al Experto de Calidad pero también en otras áreas como por ejemplo en contabilidad donde la división de la empresa en procesos permite realizar una contabilidad analítica muchos más completa.

Podemos describir el enfoque de proceso como la manera de ver y pensar su empresa de acuerdo a los procesos que la componen. Al hacer esto se facilita el análisis de las fortalezas y debilidades de la empresa, así como también de los riesgos y oportunidades relacionados con la empresa.

El enfoque de proceso es una herramienta de gestión de la empresa.

 

Formalizar un proceso es:

  • Describir las actividades, productos y servicios para cada tipo de clientes, tomando como punto de partida sus expectativas y necesidades para llegar hasta la confirmación de su satisfacción sobre los productos y servicios proporcionados.
  • Asignar recursos a cada proceso para su funcionamiento óptimo.
  • Anunciar indicadores adecuados u otros métodos de seguimiento o desempeño para dar seguimiento al buen funcionamiento del proceso y por consecuencia de toda la organización.

Además, la formalización de las actividades de la empresa en forma de proceso permite poner en evidencia los espacios donde existen costos de no-calidad. Permitiendo así a la empresa corregirlos más rápido.

En conclusión, el enfoque de proceso permite reflexionar con antelación sobre todo lo que es necesario para un conjunto de actividades; esto con el objetivo de que la empresa pueda dar lo mejor de sí misma a sus clientes y a todas las partes interesadas. Lo que en si es un factor clave de éxito.

Cuando se identifican y aplican los procesos, su manejo es facilitado. Así, de manera general, las no-conformidades que aparecen en el proceso son rápidamente identificadas, vigiladas o tratadas. De forma contraria, cuando estas no-conformidades aparecen entre dos procesos no es siempre fácil tratarlas de manera eficaz y pertinente ya que la transición entre los procesos puede mostrar que éstos tienen diferentes expectativas, demandas u objetivos diferentes.

Un contrato de transición entre procesos permite clarificar las expectativas de los actores de cada proceso en transición. Se trata de descripciones detalladas de lo que se espera y de las expectativas que pueden tratar, por ejemplo, sobre datos de entrada de un proceso anterior o sobre los recursos utilizados por un proceso en transición, etc.

El contrato de transición permite a los actores de los procesos involucrados definir, formalizar y revisar regularmente las expectativas y exigencias de cada uno, lo que proporciona cierta fluidez y serenidad a la empresa utilizando el enfoque de proceso.

Lista de verificación para el análisis de brecha

Analisis de Brecha

Lista de verificación para comparar lo que su organización tiene ya en marcha contra lo que la norma exige y poder así preparar las acciones a tomar para certificarse.

 

 

Capacitación para realizar la auditoría interna

Auditoria Interna

Brinda herramientas y metodología necesarias para realizar auditorías de calidad internas y poder así garantizar que se cumplen con los requisitos de la norma.

 

 

Respuestas a preguntas frecuentes

¿Qué debo hacer para certificar mi empresa?

¿Puede certificarse mi empresa?

¿Ya estoy certificado en 2008, que debo hacer para pasar a la 2015?